LOS FUTBOLISTAS PROFESIONALES DEL MEDIO LOCAL NOS DESPERTAMOS

La denuncia realizada por los jugadores de nuestra Selección Nacional nos abrió los ojos. Nos hizo ver que estábamos naturalizando una situación en la que el Fútbol Uruguayo caía en picada. Y nosotros no estábamos tomando ninguna actitud crítica. Ahora sabemos que es necesario luchar para evitar que la enorme mayoría de los beneficios que genera el fútbol uruguayo quede en manos de intermediarios o de terceros, personas y empresas que no son los reales protagonistas de nuestro fútbol.

Nuestra intención es renegociar (por asamblea) los derechos de imagen del fútbol uruguayo. El fútbol uruguayo genera un monto anual aproximado que supera los 45 millones de dólares por concepto de televisación para abonados (sin contemplar los ingresos por: TV Digital, TV al extranjero, sponsors, estáticas, entre otros). A la Asociación Uruguaya de Fútbol hasta ahora, ingresan únicamente 9 millones de dólares aproximados, los que se reparten entre todos los clubes.

Tampoco es aceptable que se manejen contratos a largo plazo (10 años). A nivel internacional los especialistas en esta materia recomiendan contratos de 3 a 5 años, lo que permite generar la libre
competencia y evitar así los monopolios.

Los jugadores nuevamente hemos quedado excluidos. El nuevo estatuto de FIFA recomienda incluir a todas las partes involucradas en los procesos de la toma de decisiones vinculadas al fútbol. Exigimos participación y consideramos imprescindible que jugadores y entrenadores puedan tener voz y voto en las negociaciones, para generar un ámbito de transparencia que asegure la generación de soluciones para el fútbol uruguayo en su conjunto.

El fútbol uruguayo necesita un cambio profundo. Un cambio que consideramos justo y que tenga como consecuencia que los beneficios económicos que genera el fútbol lleguen efectivamente a la Asociación y - a través de ella- a los clubes y a los jugadores.

Entendemos que es imprescindible mejorar la infraestructura de nuestro fútbol, con instalaciones dignas que habiliten un trabajo profesional para jugadores, jueces y funcionarios, que permitan el disfrute del hincha, del público en general.

El camino es la transparencia. Tenemos la certeza de que ningún cambio significativo se producirá mientras el negocio del fútbol esté en manos de unos pocos. Nuestro movimiento es en beneficio del fútbol en su conjunto, considerado la máxima expresión del pueblo uruguayo. Por solidaridad y compromiso con nosotros y con las próximas generaciones, estamos dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias.

Esta lucha nos convoca a todos. Por un fútbol honesto, democrático y transparente.

Suscriben esta carta todos los jugadores de los clubes de Primera y Segunda División de la AUF con el apoyo de la Comisión directiva de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales".